31/5/16

May Obsession

Una de las secciones que quiero recuperar son las cosas que más he usado o me han tenido absorbida durante el mes de mayo. Me encanta la luz que hay en este país en verano, y lo digo con segundas porque amanece sobre las 5 de la mañana sin dar, y a las 10 de la noche todavía es casi de día. Pero sigo siendo super fiel amiga de mi antifaz para dormir y la verdad, que se lleva mejor. Lo bueno, que se nota un montón de cara a las fotos.
Luz ven a mi.


Un objeto que se ha venido este mes a vivir conmigo ha sido esta preciosa taza de elefante. La enseñe por Snapchat hace unos días, y la verdad que me encanta. Fue amor a primera vista y era una forma de hacer más personal mi habitación. Más mía, como calor de hogar. No se si esto tendrá mucho sentido para vosotras, pero a mi me ayuda a sentirme más como en casa. Me da un poco de pena usarla, porque esta pintada a mano, así que la uso para las monedas de cobre, que tengo un montón y nunca se que hacer con ellas. A ver si me da suerte el elefantito y cuando las cambie me llevo una sorpresita.



Un color, el rosa se ha llevado la palma este mes. No me traje muchas lacas, solo 5 y no me he comprado ninguna. Mi objetivo es gastarlas y cuando vaya a casa, seguir gastando las que tengo. ¿Os habéis parado a pensar cuantas lacas de uñas necesitamos? Púes yo no necesito tantas, y la última vez que fui a casa y vi las que tenía me dio hasta coraje. Este color en concreto es Romper Room de Essie. Un rosa muy pastel si he de ser sincera, quizás demasiado juvenil para mi estilo pero aquí como que tengo menos vergüenza o que me da todo un poco más igual. El caso es que este mes lo he usado un montón, (a ver si se gasta...)

Un labial: De Burt's Bee de aceite de granada. Ha sido todo un descubrimiento. Suave, con buen aroma y superhidratante. No deja color, es solo brillo pero que no es nada pegajoso y la hidratación que aporta lo han colocado en uno de mis básicos de este mes, e incluso del verano. 
De esta marca había probado el aceite para las cutículas que reconozco estar viciada. Siempre lo llevo en el bolso, y cuando me aburro me lo doy, este donde este. 
Pero no había probado los cacaos ¿Vosotras?


Un libro: The Healthy Life, de este os hablaré mañana con más calma. Pero en principio es para cambiar un poco el chip hacia una alimentación más sana, más saludable y más consciente, y no solo eso, sino también es un poco de ayuda para autoaceptarte como eres y amar tu cuerpo y valorarlo como lo que es: tú. 


Una tarjeta: Manx National Heritage Seasson Pass,  esto obviamente no os servirá de nada si vivís en Constantinopla, pero si venís un día de vacaciones echarle un vistazo. Hay para turistas para unos pocos días o para residentes, que es para un año. Y por 20 libras tienes acceso tantas veces como quieras a todos los castillos, abadías, museos y sitos de interés cultural de la Isla.  
A mi como os imagináis me esta viniendo de lujo, y el hecho de que pueda volver siempre que quiera, me permite poder disfrutar de ellos muchos más. Y si he de ser sincera, haciendo cuentas de lo que he visto hasta ahora, ya la he amortizado, y teniendo en cuenta que es para un año...imaginad.


¿Qué tal vosotras? ¿Algún capricho que os hayáis dado este mes? 

Feliz Martes 

Post Data
Como odio los lunes...
¡ah! no, que tuve puente. Bueno los martes...
Share:

30/5/16

My little bubble box

Sé que voy con retraso en cuanto a My Little Box se refiere, hoy en concreto os voy a hablar de la de marzo, My little Bubble Box, y es que es como muy ochentera y me chifla por eso. Quizás porque yo viví parte de esa época de manera infantil y parte de adolescencia, pero tengo muy buenos recuerdos de esos años


Eran años sin limites, de descubrir todo, de arriesgarse con todo, de chandales plastiqueros, hombreras sujetadas con los tirantes del sujetador, rayas y ojos pintados al limite, pelos cardados al más puro estilo cacatua. No había medida.

Y este mes pues se ha basado un poco en eso. Y lo que me gusta es que empieza a traer productos de talla real, no miniaturas, En este caso ha sido el exfoliante corporal de Huygens, una marca francesa que desconocía, cuyos productos son totalmente orgánicos, Me ha gustado el olor, la textura y sobre todo como deja la piel de suave. Yo es que soy muy fan de los exfoliantes, y mucho más de los que son a base de almendra, pero este cítrico me ha encantado. 

E investigando, he descubierto que Huygens, también fue un astrónomo holandés, que formo parte de la Royal Society y que se atrevió a cuestionarle a Newton en persona La Ley de la Gravitación Universal.
Que si lo piensas, tiene mucho que ver con la belleza, porque al final la gravedad nos pasa factura a todos.
El caso es que cuando he ido a buscar Huygens en google me salio el astrónomo, y luego la empresa de belleza, y claro me genero curiosidad, y resulta que deben su nombre en homenaje a este, gracias a su interés por los productos naturales.
El caso es que el hombre, descubrió el satélite Titán y fue de los primeros en escribir sobre las leyes de las probabilidades. Curioso lo que se aprende con un exfoliante.



Otras de las cosas que venían, era la esponjita Beauty Bender, le tenia muchas ganas porque he visto tutoriales con ella y el efecto que deja con el maquillaje es buenísimo, yo siempre he sido muy fiel a la brocha, pero me apetecía probarla así que me vino como anillo al dedo. 
Un cepillo colorinchi que es perfecto para llevar en el bolso, y un tinte de labios y mejillas. El mio en color lavanda claro que tengo que decir que dura bastante y es bastante intenso, me lo aplico con medida pero aguanta todo el día así que lo encuentro perfecto para esas largas jornadas.

Una miniatura de mascara de pestañas de Givenchy, la revista mensual y una bolsita de tela para guardar todo completaban el contenido de este mes. 




¿Qué os parece esta caja?
¿Estáis suscritas a alguna?

Feliz Lunes 

Post Data
Ah, también venia un globo
pero se lo quedo Elvis.
Share:

29/5/16

Lo que me supone emigrar


Tenía muchas ideas para volver al blog, pero al final todas se han ido dispersando. Por falta de tiempo, por rutina de no haberlo hecho antes, por el abandono, por los cambios de mi vida, por ¿y el ahora qué? El caso es que no soy la misma que hace un año cuando hice las maletas y me vine a UK. Aunque yo vine con trabajo, y gracias a él, en este año he cruzado Francia desde Niza hasta Callais, he vivido a las afueras de Londres y en Liverpool, he pasado el verano en Corcéga, he cenado en Mónaco, he ido a Cork y ahora me encuentro en una pequeña isla en el mar de Irlanda, llamada Isla de Man. 

Dicho así, suena tan excitante, ¿verdad? tan chic, que seguro que si lo escribe otra persona y yo soy quien lo lee, reconozco que me daría un poco de envidia, pero si he de ser sincera, emigrar supone mucho más que eso.

Supone dejar atrás a tu familia, las comidas familiares de los domingos, los tupers de tu madre, la partida de cartas de la sobremesa. Supone tener que renunciar durante un tiempo a Elvis, y pedir el inmenso favor a mis padres de cuidarmelo en mi ausencia. Supone que si antes veía poco a mi hermana, ahora la veo menos. Y como ejemplo pondré que en Navidad comimos juntas un bocadillo de jamón en pleno aeropuerto de Adólfo Suárez porque se acerco a despedirme. Supone dejar atrás a los amigos, aunque en este caso algunas amistades se afianzan y otras se pierden, siempre pierdes algo. Supone renunciar a tu casa durante un tiempo, así que las tareas de decoración se quedaron paradas. Supone pasar de vivir de manera independizada a compartir piso o casa con desconocidos.  

Supone muchas cosas, viajar es bonito cuando se hace por turismo, con amigos, con familia, pero cuando lo has dejado atrás, viajas y descubres cosas, y haces nuevas amistades y lo disfrutas, pero no lo puedes compartir con los que más quieres, ni te puedes reír de vez en cuando recordando anécdotas de esos viajes.

Supone hacer nuevos amigos, y aún sabiendo que algunos serán esporádicos, te sigues entregando igual que si lo fuesen para toda la vida, supone muchas citas contigo misma, ocupar mesas para uno en restaurantes o cafeterías, pero a la vez mirar todo con ojos de quien descubre nuevas experiencias a cada instante.

Y luego esta el blog, al que también abandonas un poco porque tú ya no eres la misma.

Muchas me habéis preguntado si iba a volver el Reto Pinterest, y lo he intentado, pero creo que mis motivaciones e intereses han cambiado. Tampoco tengo mi estudio aquí, con lo cual me limita poder participar en los retos, y sinceramente, me gustaba hacerlo, ser parte de ello, No era un reto para que la gente participe y conozco mi blog. Era un reto para hacer cosas diferentes, para que la que quisiera unirse lo haría, sin importar nada más que el hecho de aprender nuevas cosas y nuevas técnicas. Ahora hay muchos más de ese estilo, así que no os sintáis tristes porque ya no exista este, seguro que encontráis inspiración en el resto de retos. Recordar que la creatividad no tiene limite. 

Tampoco me ha dado por cocinar mucho estos últimos meses, así que también tengo lo de la cocina un poco abandonada, no tengo mi "atrezzo" favorito porque esta todo en mi casa, pero si que quiero con el tiempo retomarlo, y seguro que aprendo a vivir sin tanta decoración alrededor del plato para poder enseñaros solamente lo esencial. Aunque no se si es la edad o no, pero últimamente me estoy planteando varias dudas sobre mi alimentación, y me hayo inmersa en un proceso de cambio de hábitos interior que no se que resultado me acabara dando, pero ya os lo contaré más adelante, cuando recupere el interés por la cocina.

Mis inquietudes han cambiado, mi vida ha cambiado, ahora fotografío más paisajes, más lugares, más playas, (es lo que tiene vivir en una isla), y se que con ello también me han bajado el número de seguidores, porque al igual que mis intereses han cambiado, también los vuestros, es normal. Pero si os gustan los viajes, a partir de ahora intentare escribir un post de vez en cuando de los sitios que voy viendo y contándoos alguna cosita.

Al emigrar también me han bajado el número de colaboraciones, lo que en parte me ha ayudado a volver a recoger la esencia de mi blog. Si vuelven, encantada, pero si no lo hacen, no pasa nada, porque eso me ayuda a centrarme mejor con las que colaboro y poder dedicarles el tiempo que necesitan. Sé que alguna colaboración en el pasado no le pude dedicar el tiempo que se merecía, quedando al final en el olvido y esa situación no me gustaría que me volviese a pasar.

Emigrar supone muchas cosas, buenas y malas, pero lo que dejas atrás, o lo que no paras, porque la vida sigue igual, es lo bueno de ti, es tu esencia, lo que tu eres, son tus raíces y eso no emigra contigo, sino que emigra dentro de ti, porque al final, eres lo que eres gracias a ellos. 

Feliz Domingo 

Post Data
Todo este rollo era para avisaros 
que mañana habrá nuevo post.
Share:
© Scarlata y el Señor Don Gato II | All rights reserved.
Home sweet home