31/3/16

Scraplovers: un libro para descubrir el scrap.

Hace ya algunas semanas que salió al mercado, pero hasta que no he vuelto a casa no he podido ojearlo con mis propias manos. 
Y tenia ganas porque he participado en él, así que ya puedo decir que tengo un libro, bueno que salgo en uno, tampoco hay que ser quisquillosos.

El caso que Scraplovers es un libro guay, de iniciación al scrap. Hay grandes técnicas y trabajos para todos los niveles, aunque yo soy de la vieja escuela y para mi el scrapbooking es hacer albumes de fotos, lo que si que es cierto es que con sus materiales se pueden hacer un montón de cosas más. Alterar objetos, home decor, mini álbumes, lo que tu quieras. En el scrap no hay limites, ni de materiales ni de resultados.


Tampoco es un hobbie barato, y estoy segura que esta bastante relacionado con el síndrome de Diógenes, porque todo sirve, un lacito, un trozo de tela, un botón... en nada te ves acumulando material para poder realizar tus trabajos.

Handbox, tuvo la brillante idea de juntar a 25 amantes del scrap y preguntarles si querian colaborar con este libro, y yo fui una de ellas, en concreto con un layout, el que os enseño abajo. Una foto cuadrada de instagram, un montón de botones de flores, tinta.. y sobre todo mucho cariño.


El libro Scraplovers es un libro gordito, y digo gordito porque no es de esos finos de cuatro páginas, no, este es consistente, con los 25 proyectos ilustrados paso a paso, fotografiados por Silvia Buján y donde cualquiera puede seguir el paso a paso y adentrarse en el mundo del scrapbooking.


Para mi ha sido un placer colaborar, sobre todo juntarme con tanto talento, y encima para mi sorpresa ver mi trabajo en portada. 
El libro esta disponible en Planeta, y cuesta unos 21,95 Euros por si os animáis a adentraros en el mundo del scrap. 


Feliz  Jueves ❤

Post Data
¿Ahora ya puedo decir que soy blogger con libro?
O esto no cuenta?
Share:

10/3/16

Cómo gracias a tea shop, mi invierno será menos frio

Desde que vivo en Liverpool, me he aficionado mucho más si cabe al té. Aunque aquí pedir un té americano es imposible porque no saben lo que es. Lo típico es tomarlo con agua y un poco de leche, pero que no lleve leche es impensable. Pero bueno me las arreglo.


Hace poco me paso una anécdota al respecto, pedí un té pero en lugar de con agua con leche. El camarero se sorprendió y me dijo ¿y el agua? y le dije, no, sin agua, solo leche por favor.
A los dos minutos, me trajo una tetera con el té (las hierbas solo) y una jarrita de leche a parte. 
Al ver las hierbas solas y la mini jarrita de leche le pregunte si me podía calentar la leche, el muchacho sorprendido me pregunto otra vez si quería la leche caliente, a lo que le conteste que si, por favor, así podría meter el té dentro.
El chico, se echo a reir y me dijo, vale, ahora tiene sentido el té sin agua. 

A lo que yo me quede más sorprendida, ¿se pensaba que iba a masticar el té?
En fin, anécdotas a parte, ahora gracias a Tea Shop no me va a volver a pasar porque tengo un cargamento de tés para hacérmelos como yo quiera en casa.



En concreto su edición especial 25 años, si que se dicen pronto, pero Tea Shop lleva un cuarto de siglo trayendo los mejores de tés del mundo a nuestras sobremesas.
Su edición especial se llama Gracia Blend, y esta compuesta por 5 de sus más emblemáticos tés, Black, White, Green, Red y Roiboos envasados en mini latitas metálicas para conservar todo su olor, frescura y sabor.
Además han tenido la gentileza de enviarme también su taza especial Gracia Blend con depósito para el té, y reposa té.



Lo de los dulces es otra cosa, aquí hay dulces para todos los gustos, y mira que yo  era de salado, pero aquí tienes red velvet y carrot cake por todos los lados, difícil no caer en la tentación. Así que otro vicio que he cogido es el de tomar el té con algún trozo de tarta. Todas las semanas me suelo juntar con una amiga en la cafetería que os comentaba al principio del post, y nos damos un pequeño homenaje mientas que nos ponemos al día de nuestra semana. Porque al final, es como en todos los sitios, trabajo, trabajo y más trabajo. Y hay que salir y romper de vez en cuando la rutina. Y un dulce desde luego que la rompe.


Y una cosa que he comprobado es que me calma bastante los nervios y la ansiedad, sobre todo la de comer, muchas veces por aburrimiento. Estar delante de la tele y tener ganas de picar algo... lo estoy sustituyendo por un té calentito y no veáis lo que reconforta en estos inviernos de viento y humedad. Porque frio hace más en Logroño, pero a la humedad y al viento.. a eso aún no me he acostumbrado.


Contadme como os gusta el té, ¿sois de las raritas como yo que lo toma con leche?
¿O con un chorrito de miel?
Se admiten recetas.

Feliz Jueves 

Post Data
Qué lo del chorrito 
también puede ser de anís, o whisky, ya puestos


*Tés y taza recibidos por gentileza de Tea Shop

Share:
© Scarlata y el Señor Don Gato II | All rights reserved.
Home sweet home